Bardenas Reales de NavarraComunidad de BardenasParque NaturalReserva de la BiosferaTurismo y ServiciosInformación Activa
 
 

 

En portada
Asociación
    - Acuerdos Junta Directiva  
    - Junta Directiva  
    - Centro Cinegético  
    - En la prensa  
Caza
    - Noticias de caza  
    - Artículos  
    - Nuevo cazador  
    - Enlaces  
    - AVISO DE BATIDAS  
Pesca
   

- Noticias de pesca

 
   

- Taller del pescador

 
   

- Enlaces

 
Galería de fotos
Descargas
    - Acceso socios  
    - Nuevo socio  
    - Notificaciones  

 

 

 

 
   
 
En portadaAsociaciónCazaPescaDescargasIniciar

La RFEC está siguiendo con preocupación cómo evoluciona la crisis provocada por la gripe aviar.Nota de la RFEC sobre la gripe aviar

20/10/2005¬La Federación Española de Caza apoya mantener la caza de aves migratorias

La Real Federación Española de Caza está siguiendo con preocupación cómo evoluciona la crisis provocada por la gripe aviar, sigue en contacto continuo con los organismos internacionales competentes a través de la Federación de Asociaciones de Cazadores de la Unión Europea (FACE) y está a la espera de las decisiones que adopten las autoridades comunitarias ante la amenaza de pandemia, pero al mismo tiempo hace un llamamiento a la responsabilidad para que no se cree un alarmismo injustificado y mantiene que la caza de aves migratorias no se debe prohibir, ya que colabora en la detección de posibles brotes.

 

Como ya se conoce, la Organización Mundial de la Salud está avisando a los gobiernos para que estén preparados para esa posible epidemia, de la que hay riesgo tras los primeros casos en países europeos (Grecia, Turquía y Rumanía) y ya se están adoptando medidas para evitar la repercusión en los ciudadanos, entre ellas, la compra masiva de antivirales para los próximos meses. La Comisión de Salud Pública, formada por representantes del Ministerio de Sanidad y de las Comunidades Autónomas, acordó adquirir entre seis y diez millones de tratamientos antivirales frente a los dos millones previstos, en prevención de la gripe aviar, lo que daría cobertura a entre un 15% y un 25% de la población española. Otra medida del Gobierno ha sido la creación de una Comisión Interministerial permanente para el seguimiento y análisis de la gripe aviar. Lo que realmente preocupa es que este virus consiga recombinarse con el virus humano de la gripe. "Pero esto es sólo una probabilidad. Hay que estar alerta pero no ser alarmistas", dicen las autoridades. Desde la Unión Europa se destaca la necesidad de una coordinación ante esta amenaza global, ya que ningún país puede defenderse solo, y se preparan para hacer frente a uno posible pandemia.

 

En cuanto a la repercusión en el mundo de la caza, se ha constatado que el cazador puede estar dentro de los grupos de riesgo por la caza de las aves migratorias, pero las posibilidades de contagio son muy remotas, aunque algunas comunidades autónomas han recomendado la vacunación para los cazadores. Entre las aves migratorias, el grupo de más riesgo sería el de las acuáticas, que llegan todos los años a nuestro país para pasar el invierno. Lo que es evidente es que se deberán hacer continuos controles para detectar los posibles casos y si los hubiere tomar las medidas oportunas rápidamente.

 

Las actividades al aire libre que hacen que las personas tengan contacto directo con aves silvestres, tales como la caza y la ornitología, no deberían de ser restringidas actualmente en la UE, según ha manifestado recientemente el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y de Salud Animal de la Comisión Europea. Esta Real Federación Española de Caza estima que en ningún momento se debe prohibir la caza de migratorias, sino por el contrario autorizar su caza efectiva con la realización de controles de capturas para comprobar el estado sanitario de esas aves. El cazador es una pieza fundamental en la detección de esta enfermedad en aves migratorias. Y la solución por supuesto no pasa bajo ningún concepto por la prohibición de la caza. Al mismo tiempo ofrecemos toda la ayuda del colectivo de cazadores federados.

 

Así mismo, el citado Comité recomendó a los cazadores que adopten medidas de higiene precautorias tras estar en contacto con aves, tales como lavarse bien las manos, pero consideró que no es necesario adoptar ninguna restricción al contacto con los pájaros silvestres. Los cazadores y ornitólogos tienen la obligación de comunicar a las autoridades sanitarias toda ave muerta sospechosa que encuentren.

 

 

Qué se debe saber:

- Sanidad y Consumo difundió un documento en el que actualiza toda la información sobre la gripe aviar. En el comunicado, se responde a las preguntas más frecuentes sobre esta posible pandemia, con medidas muy concretas que resumimos de nuevo a continuación.

 

¿Cuándo surge el brote?

- No es una enfermedad nueva entre las aves: hubo casos en Italia hace más de 100 años. Pero desde 1997 se ha vuelto a activar la alarma internacional ante esta gripe, que se ha extendido ya por diversos países. La gripe aviar, en este momento, se transmite de ave a ave y excepcionalmente de ave a humano, pero no de humano a humano.

 

¿Cómo se contrae?

- La transmisión a los seres humanos sólo se realiza por contacto directo y reiterado con las aves infectadas y con sus excrementos. En cualquier caso, el contagio no es fácil y éste sólo se produce en circunstancias excepcionales (hasta ahora, de hecho, sólo se ha dado en personas expuestas de forma continuada a aves, bien en granjas o en mercados de animales vivos). Por otra parte, no se ha demostrado hasta el momento que el virus se transmita de persona a persona.

 

¿Se contagia por comer un ave infectada?

- NO. Las investigaciones realizadas confirman que el virus sólo se transmite por vía respiratoria, pero no a través de la ingesta de un animal infectado. Además, no sobrevive a altas temperaturas, con lo que se destruye en el cocinado de las aves.

 

¿Cuáles son los síntomas?

- Los síntomas al principio son parecidos a los de una gripe común (fiebre alta, dificultad respiratoria, tos, malestar general). Los síntomas pueden agravarse en pocos días, y, en algunos casos, derivar en neumonía.

 

¿Se han detectado casos en España?

- NO. Ni en aves ni en personas.

 

¿Qué posibilidades hay de que llegue por aves migratorias?

- El riesgo de extensión de la gripe aviar mediante aves migratorias es muy limitado, ya que la migración supone una actividad energéticamente muy costosa para las aves, y solamente las que presentan un buen estado de salud puedan hacer frente a este esfuerzo. Además, las migraciones que suelen cruzar España son las que van de Norte a Sur, y no las de Este a Oeste, que son las que tienen más capacidad de transmitir el virus desde sus países de origen en Asia. A pesar de ello, se aboga porque los controles sanitarios sean muy estrictos en toda importación de aves silvestres. Estas medidas, entre otras, han sido las adoptadas ya por el Gobierno, que ha ordenado el refuerzo de los controles fronterizos y ha remitido a las Comunidades Autónomas "kits" de toma de muestras y diagnóstico animal, así como vacunas para las aves de corral.

 

¿Puede uno infectarse por manipular aves silvestres?

- En estos momentos la gripe aviar no existe en nuestro país, por lo que no hay posibilidad de contagio. En cualquier caso, con gripe aviar o sin ella, los cazadores y aquellas personas en contacto con aves silvestres siempre deben tomar las medidas higiénicas básicas tras la manipulación de estas aves. 

 

 

Documentación

 

Las aves acuáticas migratorias –en particular los patos salvajes– constituyen el reservorio natural de los virus de la gripe aviar, y esas aves son también las más resistentes a la infección. Las aves de corral domésticas, en particular los pollos y los pavos, son especialmente vulnerables a esas epidemias de gripe fulminante. El contacto directo o indirecto de las aves domésticas con las aves acuáticas migratorias salvajes se ha citado como una causa frecuente de epidemias. Los mercados de animales vivos son otro eslabón importante en la propagación de esas epidemias.

 

La cuarentena de las granjas infectadas y el sacrificio de las poblaciones infectadas o potencialmente expuestas son medidas de control habituales para prevenir la propagación a otras granjas y el eventual arraigo del virus en la población de aves de corral de un país. Además de ser altamente contagiosos, los virus de la gripe aviar se transmiten fácilmente de una explotación a otra por medios mecánicos, como los equipos, vehículos, pienso, jaulas o ropa contaminados.

 

Una prioridad inmediata es detener la propagación de la epidemia en las poblaciones de aves de corral, estrategia que reduce las oportunidades de exposición humana al virus. La vacunación de las personas con alto riesgo de exposición a las aves infectadas, usando las vacunas más eficaces existentes contra las cepas circulantes de la gripe humana, permite reducir la probabilidad de coinfección del ser humano con cepas aviares y humanas, y reducir también así el riesgo de que se produzca un intercambio de genes. Los trabajadores que participan en la matanza selectiva de aves de corral deben protegerse debidamente contra la infección empleando la ropa y el equipo adecuados. Estos trabajadores deben recibir asimismo medicamentos antivíricos como medida profiláctica.



 
     
   
 
C/San Marcial 19, Tudela (Navarra) Tfno: 629 53 32 72 Correo electrónico: ascapebar@bardenasreales.es