Bardenas Reales de NavarraComunidad de BardenasParque NaturalReserva de la BiosferaTurismo y ServiciosInformación Activa
 
 

 

En portada
Asociación
    - Acuerdos Junta Directiva  
    - Junta Directiva  
    - Centro Cinegético  
    - En la prensa  
Caza
    - Noticias de caza  
    - Artículos  
    - Nuevo cazador  
    - Enlaces  
    - AVISO DE BATIDAS  
Pesca
   

- Noticias de pesca

 
   

- Taller del pescador

 
   

- Enlaces

 
Galería de fotos
Descargas
    - Acceso socios  
    - Nuevo socio  
    - Notificaciones  

 

 

 

 
   
 
En portadaAsociaciónCazaPescaDescargasIniciar

Rafael Villafuerte, director del proyecto. CCRepoblar conejos sin vacunar

30/05/2006¬En el próximo número de Trofeo de junio aparece un exclusivo reportaje sobre cómo recuperar el conejo a través de una repoblación, pero sin tener que vacunar.

Hasta este momento, todos los intentos de recuperación han pasado por la vacunación del conejo y, en consecuencia, por sistemas para capturarlos fácilmente. Si la NHV había provocado su caída brutal, habría que protegerlo de la misma con una vacuna, pero para ello tendría que ser sencillo capturarlo. Sobre esta base se han construido, hasta la fecha, todos los sistemas de recuperación del conejo, en general majanos artificiales que permiten una fácil captura de los mismos.

En el próximo número de Trofeo de junio aparece un exclusivo reportaje sobre cómo recuperar el conejo a través de una repoblación, pero sin tener que vacunar. 

El milagro de Melonares

Hace cuatro años, Rafael Villafuerte inició un proyecto de investigación para intentar recuperar los conejos en 1.700 hectáreas en el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, junto al futuro embalse de Melonares, que dará agua a la capital hispalense. Y lo ha conseguido… y sin vacunar.

El proyecto ha consistido básicamente en construir los llamados «núcleos de alta densidad», extensiones de cuatro hectáreas en las que se ha construido majanos artificiales, se ha echado bastantes conejos traídos de una finca próxima en la que había bastantes, se les ha puesto comida y agua y a esperar a que se reproduzcan y se expandan. Pero el proyecto tiene algo novedoso: no se ha vacunado. Y los conejos no se han muerto.

Lo de concentrar en un espacio reducido un gran número de conejos es para que por sí mismos superen la llamada «trampa de la predación y de la enfermedad».

En cada núcleo construye 18 vivares y mete 180 conejos. Dos de estas zonas se cierran a la predación terrestre con malla perimetral de 2,5 metros y enterrada un metro en el suelo; a las otras dos no se les pone malla. En ninguno de los casos se hace ningún control de predadores. Los majanos se construyen con palets y tierra sobre la superficie porque el terreno se encharca con facilidad. Finalmente queda una montaña de tierra con ciertas aberturas en su base hechas con tubos de PVC, que conectan con el corazón del majano.

Alrededor de los cuatro núcleos se construyen a su vez otros 85 vivares un poco más pequeños para favorecer la dispersión natural de los conejos desde los núcleos sin malla perimetral.

La clave del éxito, aparte de todo lo demás, está en los conejos que se echaron y cuándo se echaron.

Tras la repoblación, los resultados fueron excelentes. Un año después, todos los vivares situados a menos de 200 metros de los núcleos, estaban ocupados.

Los estudios científicos dicen que un lince necesita entre dos y cinco conejos por hectárea para asentarse. En Melonares, un año después de la repoblación, había más de dos conejos por hectárea; y entre 2002 y 2005, la abundancia fuera de los núcleos se cuadruplica.

En definitiva, en octubre de 2002 se hizo una sola repoblación con un total de 720 conejos en un lugar en el que prácticamente habían desaparecido. Hoy, sin poner una sola vacuna y sin hacer ningún control de predadores, se estima que puede haber unos 8.000 conejos en las 1.700 hectáreas.

José Ignacio Ñudi
Director de la revista Trofeo



MÁS IMÁGENES
 
     
   
 
C/San Marcial 19, Tudela (Navarra) Tfno: 629 53 32 72 Correo electrónico: ascapebar@bardenasreales.es