Bardenas Reales de NavarraComunidad de BardenasParque NaturalReserva de la BiosferaTurismo y ServiciosInformación Activa
 
 

 

En portada
Asociación
    - Acuerdos Junta Directiva  
    - Junta Directiva  
    - Centro Cinegético  
    - En la prensa  
Caza
    - Noticias de caza  
    - Artículos  
    - Nuevo cazador  
    - Enlaces  
    - AVISO DE BATIDAS  
Pesca
   

- Noticias de pesca

 
   

- Taller del pescador

 
   

- Enlaces

 
Galería de fotos
Descargas
    - Acceso socios  
    - Nuevo socio  
    - Notificaciones  

 

 

 

 
   
 
En portadaAsociaciónCazaPescaDescargasIniciar

Adecana pide un cambio de ley para repartir responsabilidades por los daños de los conejos. DDNAdecana pide un cambio de ley para repartir responsabilidades por los daños de los conejos

02/01/2010¬Los cazadores quieren implicar en el pago de los daños a Gobierno foral, ayuntamientos y agricultores

La Asociación de Cazadores de Navarra (Adecana) ha presentado a los grupos del Parlamento foral una propuesta de cambio legislativo para que la responsabilidad por los daños causados por los conejos sea compartida "por todos los agentes implicados".

Esta modificación no sólo incluiría a los conejos, sino que se extendería al resto de fauna cinegética, pero lo cierto es que el conejo es el animal que más daños está causando en la agricultura navarra, sobre todo en la comarca de la Ribera. En concreto, en 2009, los perjuicios ocasionados por este mamífero fueron de 436.345 ?.

Actualmente, las indemnizaciones por este concepto deben ser sufragadas en exclusiva por los cazadores. Pese a las ayudas económicas que reciben del Gobierno foral, los cazadores consideran que la situación generada por la superpoblación de conejos es "insostenible".

Responsabilidades

Ante esta situación "límite", Adecana propone un cambio en la Ley Foral de Caza para que el peso de los daños no recaiga en exclusiva sobre los cazadores. La intención de la entidad es que la responsabilidad sea compartida también por Gobierno foral, ayuntamientos, agricultores y empresas concesionarias de explotación de vías públicas de comunicación (carreteras), siempre y cuando no cumplan con las medidas de prevención determinadas para evitar los daños.

"La ley contempla diversos responsables en los casos de daños por accidente causado por atropello de especie cinegéticas, pero no hace la misma distinción en los daños a la agricultura, siendo el importe de éstos muy superior. Esto es algo que no entendemos y por eso proponemos un cambio en la ley", indica Carlos Irujo Beruete, asesor jurídico de Adecana, quien afirma que en el problema de los conejos "todos los implicados estamos en el mismo barco".

Por otra parte, la modificación legislativa propuesta por Adecana incluye varias ayudas económicas para cubrir daños en agricultura, en el ámbito forestal y silvícola, y en casos de accidente de tráfico.

Adecana agrupa a 120 sociedades de cazadores de toda Navarra y cuenta con 18.000 socios.

El Departamento competente en materia de caza, en el caso de daños causados a la agricultura o al aprovechamiento forestal o silvícola, tramitará el correspondiente expediente administrativo para determinar las posibles responsabilidades que podrán recaer en:

1- El propio titular del aprovechamiento agrícola, forestal o silvícola, o a la persona o entidad a la que se lo haya cedido, si estos no han cumplido los condicionantes que la Administración foral les haya requerido para evitar o minimizar los daños que se puedan producir (no instalar los vallados o protectores para impedir los daños; no mantener los pastores eléctricos que se pongan a su disposición; estropear los sistemas de protección durante las actividades de laboreo; llevar a efecto plantaciones en terrenos liecos de nula productividad con el único fin de acceder a las ayudas por daños; dejar en las zonas de los daños sin recoger enormes extensiones de "predugueros" procedentes de las concentraciones parcelarias donde los conejos tienen un hábitat excepcional para guarecerse sin poder ser cazados, etc.).

2- El titular del coto, del terreno acotado, o del aprovechamiento cinegético, únicamente en los casos en los que los daños hayan sido consecuencia de la negligencia en la gestión del terreno acotado. Por ejemplo, no cumplir con las directrices que el Departamento de Medio Ambiente les imponga para realizar una caza ordenada de las especies que provoquen daños; falta de colaboración con los agricultores en las labores de prevención; etc.).

3- La Administración competente en materia de caza, en los supuestos en los que los daños sean consecuencia de las disposiciones de ordenación de aprovechamiento cinegético (no permitir cazar más en lugares donde haya daños excesivos; planes de ordenación muy restrictivos; etc.).

4- El titular de la explotación de las vías publicas de comunicación(autovías, autopistas, tren de alta velocidad, canales de agua, etc.) así como sus concesionarias, siempre que los daños estén motivados por una insuficiente gestión en relación con la falta de medidas de protección respecto a los animales que pudieran habitar en el interior de los espacios vallados que los circundan a lo largo de su perímetro y que salen al exterior en busca de comida.

Ayudas económicas

1- Para el caso de accidentes de carretera causados por especies cinegéticas, se regulará una ayuda para apoyar económicamente el establecimiento de un mecanismo asegurador que cubra la eventual responsabilidad de los titulares de los aprovechamientos cinegéticos de Navarra.

2- Para el caso de daños producidos por especies cinegéticas en la agricultura y en el ámbito forestal y silvícola, el Gobierno de Navarra regulará una ayuda para apoyar económicamente el establecimiento de un mecanismo asegurador, que cubra la eventual responsabilidad de los titulares de los aprovechamientos cinegéticos de Navarra.

3- Para el caso de daños producidos por especies cinegéticas en la agricultura, el Gobierno de Navarra establecerá un sistema de ayudas que se abonaran a los propios agricultores y titulares de los aprovechamientos forestales y silvícolas para apoyarles económicamente respecto a los daños que se pudieran producir, ayuda que podrá estar condicionada a que estos tengan que cumplir una serie de condicionantes medioambientales a favor de la fauna y el hábitat.

Disposición Transitoria Segunda Bis

Adecana propone añadir una Disposición Transitoria Segunda Bis que recogería lo siguiente:

En el caso de daños producidos por especies cinegéticas a la agricultura, aprovechamientos forestales o silvícola, mientras no se establezca el mecanismo asegurador -citado en el punto 2 del capítulo de ayudas económicas-, las ayudas a los agricultores equivaldrán a la totalidad del daño indemnizable, siempre que el mismo no sea consecuencia de negligencia en la gestión cinegética. A estos efectos se regulará un procedimiento de reclamación administrativa. El plazo para resolver y notificar la resolución recaída será de 6 meses y transcurrido dicho plazo sin haberse notificado la resolución recaída, se entenderá estimada la reclamación.

LA SUPERPOBLACIÓN DE CONEJOS

Historia. Desde hace unos seis años, los campos navarros -sobre todo los de la Ribera y Tierra Estella- padecen los efectos de una superpoblación de conejos que se traducen en cuantiosos daños en cultivos e infraestructuras agraria.

Causa. Cazadores, ganaderos y agricultores señalan que estos animales se han inmunizado a una enfermedad que producía una alta mortalidad en su población, lo que hace que su crecimiento sea "incontrolable".

Daños en cultivos. La mayor incidencia de la superpoblación de conejos en los cultivos navarros se registró en 2008, año en el que los daños en la agricultura ascendieron a un total de 597.476 euros. En el recientemente concluido año 2009, esta cifra ha descendido un 27%, registrándose unas pérdidas valoradas en 436.345 euros. El Gobierno de Navarra aportará un total de 150.000 euros, lo que supone el 34% de ese importe, y que servirá para subvencionar un máximo del 50% de los daños en cada caso.

Descenso de conejos. Una de las principales causas de este descenso de daños ha sido la bajada producida en la población de conejos gracias a la aplicación de una mayor intensidad de caza. A principios de 2008, el Gobierno foral renovó el permiso de caza de conejo mediante jaulas trampa; hurones y escopetas con ayuda de perros y redes; e, incluso, con arco. Desde entonces, se han cazado más de 195.000 conejos en los 9 cotos riberos más afectados por la superpoblación, lo que supone una bajada del 44%.

 

[diariodenavarra.es / 020110]



 
     
   
 
C/San Marcial 19, Tudela (Navarra) Tfno: 629 53 32 72 Correo electrónico: ascapebar@bardenasreales.es