Bardenas Reales de NavarraComunidad de BardenasParque NaturalReserva de la BiosferaTurismo y ServiciosInformación Activa
 
 

 

En portada
Asociación
    - Acuerdos Junta Directiva  
    - Junta Directiva  
    - Centro Cinegético  
    - En la prensa  
Caza
    - Noticias de caza  
    - Artículos  
    - Nuevo cazador  
    - Enlaces  
    - AVISO DE BATIDAS  
Pesca
   

- Noticias de pesca

 
   

- Taller del pescador

 
   

- Enlaces

 
Galería de fotos
Descargas
    - Acceso socios  
    - Nuevo socio  
    - Notificaciones  

 

 

 

 
   
 
En portadaAsociaciónCazaPescaDescargasIniciar

De izda. a dcha.: el agricultor corellano José Miguel Catalán, el alcalde Ramón Jiménez, Ángel Lázaro Isla -presidente de la Comunidad de Regantes Ombatillo-, y comprueban el estado de un campo de cebada afectado por la superpoblación de conejos. DDNCorella se unirá a otras localidades para combatir la superpoblación de conejos

06/02/2005¬Los roedores han causado pérdidas en unas 400 hectáreas de cultivo de la villa

ALBERTO JIMÉNEZ. Diario de Navarra. CORELLA.

El Ayuntamiento de Corella mantendrá reuniones con los Consistorios riberos de Cintruénigo, Fitero, Cascante y Murchante para unir fuerzas y solicitar al Gobierno foral «medidas más efectivas» para combatir la superpoblación de conejos que, desde hace cuatro años, sufre esta zona de la Ribera. Así lo afirmó el alcalde de Corella, Ramón Jiménez González, quien, recientemente, se reunió con los representantes del sindicato de riegos, comunidad de regantes Ombatillo y UAGN de Corella para conocer la magnitud del problema. Los roedores han causado pérdidas en alrededor de 400 hectáreas de cultivo de la villa, además de producir desperfectos en las canalizaciones de riego.

 

La masiva presencia de conejos en los cultivos corellanos ha provocado más de un quebradero de cabeza a sus agricultores durante los últimos años. Los roedores causan daños, principalmente, en árboles frutales, cereal, viñas y olivos, además de en las canalizaciones de agua para riego.

 

Cuando hace cuatro años saltó la voz de alarma, los agricultores corellanos solicitaron al Gobierno foral el permiso para la utilización de cepos y venenos para eliminar a los conejos, algo a lo que el departamento de Medio Ambiente se negó. El Gobierno de Navarra autorizó la realización de cazas nocturnas, la utilización de hurones en batidas y subvencionó la colocación de plásticos y el vallado de las fincas, pero, según comentan los afectados, el problema se ha acrecentado todavía más.

 

Así, durante esta semana, representantes locales del sindicato de riegos, de la comunidad de regantes Ombatillo y de la UAGN de Corella se reunieron con el alcalde de la villa, Ramón Jiménez (PSN), con el fin de exponer los efectos que, actualmente, están provocando los roedores. El primer edil corellano aseguró que mantendrá reuniones con los alcaldes de localidades como Cintruénigo, Fitero, Cascante y Murchante, que también sufren la presencia de los conejos, para dirigirse conjuntamente a los departamentos de Agricultura y Medio Ambiente «con el fin de conseguir soluciones más efectivas de las aplicadas hasta ahora».

 

17.000 conejos muertos

 

Pese a que los afectados no saben cuáles pueden ser los métodos más apropiados para combatir la superpoblación de conejos, lo que sí tienen muy claro es que las medidas adoptadas hasta el momento no han resultado exitosas.

La sociedad de cazadores de Corella realiza batidas con perros y hurones durante todo el año. En 2004, estas batidas se saldaron con 17.000 conejos muertos, pero, pese a todo, el problema sigue sin desaparecer. Esta entidad ha facilitado a los afectados mallas conejeras de un metro de altura para evitar que los roedores entren en sus fincas, pero muchos propietarios se han quedado sin ellas debido al orden de prioridades establecido para su distribución. Además, los agricultores consideran «muy bajas» las ayudas económicas del Gobierno foral para la colocación de protectores plásticos en viñas y árboles.

 

Pérdidas de ayudas de la PAC

 

Pese a que la situación creada por los efectos de los conejos en el campo corellano ha sido calificada como «grave» por los agricultores, el que está sufriendo un momento especialmente delicado es el sector del cereal. Según comentaron los afectados, la colonia de conejos está «arrasando» fincas enteras de este cultivo. El problema de las pérdidas de producción se agrava debido a que el agricultor se ve obligado a retirar la superficie afectada por la superpoblación de conejos de la que presenta para recibir ayudas de la UE a través de la Política Agraria Comunitaria (PAC). Así, el agricultor pierde la subvención y queda a expensas de la valoración que realice el seguro. El sindicato de riegos de Corella ha puesto a disposición de todos los afectados unos partes de pérdidas en los que los agricultores deben evaluar y cuantificar los daños producidos con el fin de realizar una estimación lo más fiable posible de los efectos de la colonia de conejos. Los impresos están disponibles en la comunidad de regantes de Ombatillo y en el propio ayuntamiento.

 

DATOS DE INTERÉS

 

Daños en cultivos. La superpoblación de conejos afecta a árboles frutales, cereal, viñas, olivos y campos de hortalizas. Los roedores se comen las cortezas y las ramas de numerosos árboles.

 

Daños en riegos. Los conejos provocan graves problemas en las canalizaciones de agua para riego. Muchos de los cauces utilizados para la conducción de agua han sido perforados para la construcción de las madrigueras.

 

Soluciones de caza. Cuando hace cuatro años se dio la voz de alarma, los agricultores pidieron permiso al departamento de Medio Ambiente para cazar a los conejos por medio de cebos o venenos. El Gobierno foral no aceptó y optó por realizar cazas nocturnas y batidas con hurones. Pese a que la sociedad de cazadores de Corella ha logrado matar 17.000 conejos en 2004, el problema no ha desaparecido.

 

Ayudas a la protección. Las mallas conejeras -redes de un metro de altura- que la sociedad de cazadores distribuyó entre los agricultores no han llegado para proteger todas las fincas. Además, las ayudas económicas fijadas por el Gobierno foral para la subvención de colocación de protectores plásticos en viñas y árboles son calificadas por los agricultores como «muy bajas».

 

Unión de localidades. El Ayuntamiento de Corella va a solicitar a Cintruénigo, Fitero, Cascante y Murchante la unión de fuerzas para pedir al Gobierno de Navarra medidas eficaces contra los conejos.

 

 



 
     
   
 
C/San Marcial 19, Tudela (Navarra) Tfno: 629 53 32 72 Correo electrónico: ascapebar@bardenasreales.es