Bardenas Reales de NavarraComunidad de BardenasParque NaturalReserva de la BiosferaTurismo y ServiciosInformación Activa
 
 
   
 
Novedades
 
 
    Inicio
    Actualidad
    El Presidente
    Org. Administrativa
    Notificaciones oficiales
    Entrevistas
 
   
   
     

 

 

 

 

 

   
   
 
16/09/2008 - ACTUALIDAD
Carcastillo acogió el Día de Los Usos Tradicionales y La Trashumancia en Bardenas
Se trata de la primera edición de esta iniciativa promovida por Asobar
  Julián Osta en el momento de ser nombrado Bardenero Mayor 2008

Carcastillo fue el pasado domingo escenario del I Día de la Trashumancia y de los Usos Tradicionales de Bardenas Reales, una iniciativa que se celebra por primera vez  y que está promovida por el gremio de agricultores, ganaderos y cazadores y pescadores de la Comunidad de Bardenas agrupados en la asociación ASOBAR y que contó con la colaboración del Consorcio de Desarrollo Turístico de la Zona Media, Ayuntamiento de Carcastillo y el IGP de Navarra.

La convocatoria contó con el respaldo del público, y cientos de personas disfrutaron de las actividades organizadas durante el día que comenzó con una degustación de cordero asado a la brasa, que fue dispensado por la Indicación Geográfica Protegida de Navarra (IGP), que también instaló una exposición en los bajos del Ayuntamiento sobre la trashumancia en Navarra.

Para la degustación de corderico asado se prepararon a la brasa 16 ejemplares de 12 kilos cada uno durante unas tres horas y decenas de personas pudieron saborearlo, acompañado de vino de la tierra y queso del Roncal.

Además, el ambiente callejero contó con la presencia de la comparsa de gigantes de Carcastillo, la música de la charanga, paseos en ponis, un parque infantil y varios puestos de artesanía.

Igualmente, durante toda la mañana se realizó un concurso de pintura al aire libre, cuya temática debía ser el paisaje y la vida bardenera, recayendo el primer y segundo premio respectivamente en los pintores José Ignacio Amelivia, de Logroño y Jesús Ucar, de San Martín de Unx.

También la asamblea de la Cruz Roja local quiso colaborar con su presencia en el evento y montó en la calle Mayor un hospital de campaña, exhibiendo todo su material y vehículos utilizados en caso de emergencia.

La jornada no sólo se centró en los actos populares, sino que también reservó un espacio para las distinciones, así, tras la degustación de cordero, se llevó a cabo el reconocimiento al Restaurante Marisol de Cadreita, por su promoción del cordero navarro y su labor durante 40 años en el mundo de la restauración. La propietaria Marisol Eza y su hija Mª José Cambra recibieron este galardón, y les fue entregada una réplica del monumento al pastor, ubicado en El Paso y cuyo autor es el escultor arguedano Antonio Loperena.

Mª José Cambra, en nombre de toda la familia, reconoció en su intervención, que era un "honor" recibir ese homenaje en su tierra y defendió el consumo y las excelencias del cordero de la tierra en nuestra gastronomía.

Tras los actos de la mañana, la fiesta se trasladó al patio de las monjas de Carcastillo, donde todo estaba preparado para la comida popular para unos 500 comensales que habían reservado su participación por el precio de 3 euros. Un equipo de cocineros de Fustiñana se encargó de elaborar un rancho gigante también con cordero de Navarra, que guisaron 180 kilos de esta carne, otros tantos de patatas, 30 de cebolla, 20 cabezas de ajos, 10 kg de champiñones, 15 de pimientos verdes y 25 de guisantes.

José Mª Agramonte, miembro de la Comisión Permanente de Bardenas, e integrante de Asobar como presidente de la Sociedad de Cazadores y Pescadores, explicó el motivo de la jornada, cuya finalidad es dedicar conjuntamente una jornada unificada de todos los usos tradicionales de Bardenas, en lugar de celebrar el Día del Cazador de forma unilateral, tal y  como se venía haciendo hasta ahora.  

Julián Osta Lasheras, Bardenero Mayor 2008

En la sobremesa, tras la comida, se nombró Bardenero Mayor 2008 a Julián Osta Lasheras, un arguedano de 85 años, que trabajó como guarda para la Comunidad de Bardenas durante más de 45 años. Julián acudió acompañado de sus tres hijas, además de sus yernos, nietos y otros miembros de la familia. "Estoy muy sorprendido porque no pensaba que un un guarda como yo mereciera este homenaje. Aún recuerdo el primer día de guarda. Fui en autobús a Caparroso y en una bici alquilada, hasta Carcastillo. Me dieron la chapa de guarda y con una alforja al hombro, recorrí andando la Bardena, porque no teníamos ni burro. Así la conocí entera y verdadera", dijo.

Al Bardenero Mayor 2008 le fue entregado un bastón tallado en madera de boj y un diploma acreditativo de tal galardón.

ENLACES RELACIONADOS
    Ver la galería de imágenes de la jornada.
www.bardenasreales.es/galeria_ia.php?cat=16