21/05/2011, sábado   
BARDENAS EN LA PRENSA
Informa: CBRN / Fotos: NURIA G. LANDA / DDN

CASTILDETIERRA EN 3 DIMENSIONES

Si se repite cada cierto tiempo se podría ver la evolución de la erosión y las zonas más afectadas.

Conseguir una imagen en tres dimensiones del cerro de Castildetierra de Bardenas Reales con el objetivo de conocer su evolución y el efecto de la erosión y que, incluso, permitiría reconstruirlo en caso de que se venga abajo, algo que dan por seguro los expertos pero para lo que no se atreven a poner fecha.

Éste es el objetivo del escaneo de este icono bardenero que llevaron a cabo ayer técnicos de la empresa pública Tracasa, uno de los pocos que se han hecho en España a elementos naturales. La de ayer fue la primera fase con las labores realizadas desde tierra, que se completará en breve con otro escaneo aéreo desde una avioneta.

El análisis es exhaustivo para lograr un levantamiento tridimensional de precisión de este cerro testigo formado por la propia erosión en los últimos 10.000 años.

Una buena muestra de la exactitud del estudio son las cifras que arroja. Los técnicos marcaron siete puntos distintos con un GPS de precisión alrededor de Castildetierra para tomar los datos completos de este lugar. El aparato que se utiliza emplea entre 30 y 45 minutos en cada escaneo, del que se encargaron los topógrafos de Tracasa José Antonio Delgado y José Manuel López.

El proceso de escaneo

Primero hicieron un barrido con láser de 360 grados -también recoge la periferia- que permite obtener datos de un millón de puntos con una precisión de un centímetro. En total se recoge información de 7 millones de puntos. "Manda la señal de láser, el aparato recibe el eco y mide la distancia en ese millón de puntos, consiguiendo así una imagen tridimensional de muchísima precisión", explicó Ángel Sanz, gerente de Tracasa.

Los datos recogidos desde las siete ubicaciones se volcarán luego en un sistema informático que los superpone y genera la imagen tridimensional. "Todo lo recopilado se trata, depura y unifica para generar los modelos", añadió Sanz. Además, desde cada punto se toman 260 fotografías, lo que hace que se superen las 1.600 en total. Estas imágenes se combinan posteriormente con los datos del láser para un mejor resultado.

Esta información se completará con el escaneo que se realizará en breve desde una avioneta y que incluirá también todo el perímetro de Castildetierra.

A partir de ahí, las aplicaciones de este estudio son varias. La más chocante es que toda esta información podría permitir incluso reconstruir Castildetierra cuando se derrumbe, algo que ocurrirá antes o después si no se aplica un tratamiento especial que lo conserve.

Dudas sobre el futuro

La Comunidad de Bardenas todavía no ha tomado una decisión sobre el futuro de este cerro, pero quiere tener todos los datos antes de que haya desperfectos. También se podrían hacer reproducciones a la escala que se desee como, por ejemplo, para souvenirs.

Otra es realizar periódicamente estos estudios para comprobar cómo avanza la erosión, a qué zonas afecta más e incluso las causas. En este sentido, el biólogo de Bardenas, Alejandro Urmeneta, aseguró que estudiarán la posibilidad de repetirlo a futuro para contar con más datos.



Fuente: Diario de Navarra