12/09/2005, lunes   
ACTUALIDAD
Informa: Diario de Navarra/Javier Ubago/Buñuel / Fotos: SSLL

Día de Bardenas en Buñuel II

La fiesta en la calle

Almuerzo. Más de 850 bocadillos de chistorra y panceta se repartieron ayer en el almuerzo popular que se organizó a las nueve de la maña­na. Para la elaboración de ágape se compraron 50 kilos de chisto­rra y 20 de panceta. También se puso a disposición del público 80 litros de vino, 40 de limonada y entre 20 y 30 de zurracapote.

 

Autoridades. Los políticos presentes fueron el parlamentario y presidente de CDN, Juan Cruz Alli; José Andrés Burguete, compañero de partido de Alli y consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda; Alberto Catalán (IJPN), consejero de Administración Local; los alcaldes o presidentes de los 22 entes congozantes y el Teniente Coronel Manuel Vela García. Miguel Sanz y Yolanda Barcina excusaron su ausencia por otros compromisos.

 

Paz y alegría. La misa fue oficiada por el párroco de Cortes, Jesús Aguirre Mendigacha. El sacerdote arguedano, que también se ha hecho cargo de Buñuel hasta la llegada de un nuevo párroco, estuvo ayudado por el buñuelero Pedro Luis Ornad. Aguirre destacé en su homilía la paz y la alegría que han de vivir y compartir todos los pueblos de Bardenas.

 

Gloria a ritmo de jota.

La Coral de Buñuel, que dirige Eduardo Ibáñez, interpretó el canto del Gloria con ritmo y tono de jota; y el Himno de la Alegría, cantado en el ofertorio, con letra alusiva al mensaje que dejó Jesucristo.

 

Ofrendas voluntarias.

Jesús Aguirre pidió voluntarios para las ofrendas. El pan y el vino, un ramo de espigas, una mata de romero y la hoz fueron llevados al altar por José Antonio Gayarre, Julián Isla, Juan José Martínez, José Andrés Burguete y el alcalde de Buñuel, Santiago Mayayo.

 

Exposición fotográfica y proyección. Durante el sábado y domingo se pudo visitar en la Casa de Cultura, la exposición fotográfica sobre la reciente visita de SS MM los Reyes D. Juan Carlos Y Doña Sofía a Bardenas. En la misma sala, el público asistió a la proyección de un DVD producido por la Comunidad de Bardenas, bajo el título de “En los dominios del viento”, como síntesis divulgativa para conocer Bardenas  y su nacimiento hace 9 millones de años.

 

Vaquillas. Los festejos taurinos se realizaron con la contratación de las vaquillas a las ganaderías de Santos Zapatería, de Valtierra, y Vicente Domín­guez, de Funes. Por cuenta del Consistorio corrió también la colocación y retirada del vallado de los encierros, y puso a la brigada municipal a disposición de la Co­munidad de Bardenas.

 

José Luis Huguet Huguet, pre­sidente de la Comisión de Fes­tejos, comentó que los gastos co­rrían por cuenta de la Comuni­dad de Bardenas y destacó la exhibición para amansar a un to­ro, que hizo un cadreitano en la lidia del sábado por la tarde. «Fue algo espectacular”, confesó el edil de Buñuel.

 

Concierto especial. El sábado por la tarde, la iglesia parroquial de Santa Ana se llenó de público en el concierto lírico, La actuación musical fue interpretada por Dorota Grzeskowiak (soprano); Marifé Nogales (mezzosoprano); Raúl Alonso (tenor) y Marc Canturri (barítono). José Ramón Martín Díaz tocó el piano y la dirección corrió a cargo de Ricardo Visus Antoñanzas.

 

En el aire dos kms.

La exhibición de paracaidismo que tuvo lugar en el campo de fútbol concentró a un gran número de personas que no se quisieron perder este acto, novedad en el programa de este año.

 

Los seis paracaidistas del Escuadróne Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) con base aérea en Zaragoza, al mando del Treniente Coronel Manuel Vela García, se lanzaron desde una altura de 6.000 pies, lo que equivale a dos kilómetros. El sargento valenciano Diego Fernández comentó que, en ocasiones, el vuelo se ha realizado desde 25.000 pies (algo más de ocho kilómetros). Ayer estaba feliz «porque no ha pegado el viento y por el numeroso público que nos ha aplaudido al caer en tierra.

 

Los paracaidistas mostraron una enorme simpatía hacia los niños, que observaban con atención cómo recogían la tela de sus paracaídas. Algunos pequeños recibieron una cartulina representativa del Ejército del Aire y posteriormente pidieron autógrafos a los paracaidistas y al Teniente Coronel Manuel Vela García. Todos ellos no dudaron un instante en corresponderles.

 

Diez euros la comida. Cada persona que había recogido el ticket para la comida popular tuvo que pagar diez euros. El menú incluyó pochas a la navarra; ensalada; corderico asado con patatas; helado; vinos; cava; café; y licores.

 

Otros actos. Durante la mañana hubo un concurso de pesca en el río Ebro; mercadillo de artesanía, exhibiciones de cetrería, tiro con arco y doma ecuestre; simulación de tiro de caza por láser (en la Sala de Cultura). También se colocaron juegos infantiles en la calle.

 

Música en la calle. La Banda de Música de Buñuel y la comparsa de gigantes y cabezudos, con los gaiteros, recorrieron varias veces las calles de la localidad.