INICIO
Bardenas Reales de NavarraComunidad de BardenasParque NaturalReserva de la BiosferaTurismo y ServiciosInformación Activa
 
 

El Programa MaB
   

- ¿Qué es MaB?

Red de Reservas de la
Biosfera

 

- ¿Qué es una reserva?
   

- En el mundo

 
   

- En España

 
La Reserva de la Biosfera de Bardenas Reales
   

- Resumen

 
   

- Situación y dimensiones

 
   

- Uso de la tierra

 
   

- Población

 
    - Características físicas  
    - Características biológicas  
    - Función de conservación  
    - Función de desarrollo  
    - Función de apoyo logístico  
    - Usos y actividades  
Bibliografía

 

 
     
 
FUNCIÓN DE CONSERVACIÓN
 
 

Se considera que Bardenas Reales reúne plenamente las condiciones necesarias para el cumplimiento de los tres objetivos básicos de las Reservas de Biosfera, pues a la singularidad e interés de sus paisajes se unen un alto grado de naturalidad y de biodiversidad, y por tanto de conservación de sus hábitats y de su vegetación, destacando el elemento mediterráneo en la flora de ontinares, sisallares y espartales. Esta vegetación, si bien refleja las condiciones naturales del medio y la intervención del hombre, evolucionaría, en la mejor de las hipótesis, a matorral alto u otras comunidades subseriales.

La fauna está representada por abundantes especies de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, siendo la presencia de aves la que marca el carácter de la zona por su trascendencia no a nivel local, sino en cómputo europeo, como pudiera ser el caso del alimoche.

Dicha singularidad se debe a las peculiares condiciones climáticas, de tipo mediterráneo, con precipitaciones escasas e irregulares, siendo el centro de mayor aridez de la provincia Aragonesa, que se extiende por toda la Depresión del Ebro, a su geología, con materiales blandos de gran vulnerabilidad, fundamentalmente arcillas, limos y areniscas, y a la intervención humana. El interés botánico de la flora y vegetación bardeneras está relacionado con la singularidad climática de la depresión del Ebro, y ha merecido figurar en el Inventario Nacional de Hábitats, elaborado al amparo de la Directiva 92/43, CEE, de 21 de mayo de Flora, Fauna y Hábitats.

La declaración de Bardenas Reales como Reserva de la Biosfera permitirá disponer de un ecosistema ejemplar de la estepa ibérica, ya que la aridez de su clima ha permitido el mantenimiento de comunidades y especies de carácter estepario.

Además de sus valores naturales, en Bardenas Reales destaca su patrimonio cultural, con un gran nivel de ocupación humana desde la Prehistoria hasta la Edad Media, pasando por la época Romana. Más tarde, con la ocupación árabe La Bardena se mantendría como tierra de nadie entre musulmanes y navarros. Pero lo que sin duda configuró y determinó a Las Bardenas como Reales, sería el hecho bélico de la Reconquista, pues fue concedida para su uso y disfrute, por la monarquía a los pueblos que colaboraron en la lucha contra los musulmanes, y a los que contribuyeron a repoblar la zona sur del nuevo Reino de Navarra.

Hay que recordar que Bardenas Reales se declara Parque Natural por la Ley Foral 10/1999, de 6 de abril “no sólo para lograr la conservación de estos valores preexistentes o de los ecosistemas, sino también para asegurar una planificación y gestión integrales que armonicen las demandas presentes y las que en el futuro puedan generarse desde la perspectiva del desarrollo sostenible”, considerando la figura jurídica de Parque Natural “la más idónea para lograr la conservación de estos valores”. Así se cumplen el primer y segundo de los objetivos establecidos para las Reservas de la Biosfera: Función de conservación y Función de desarrollo.

Asimismo, protegidas bajo la figura de Reserva Natural, según la Ley Foral 6/1987 de 10 de abril de Normas Urbanísticas Regionales para la Protección y Uso del Territorio, Espacios Naturales de Navarra, en Bardenas Reales existen dos zonas: la Reserva Natural del Rincón del Bu (RN-36) y la Reserva Natrural de Caídas de la Negra (RN-37) donde los usos se hacen más restrictivos debido a la importancia ecológica de su territorio con el fin de preservar y mejorar de determinadas formaciones o fenómienos geológicos, especies, biotopos, comunidades o ecosistemas para permitir su evolución según su propia dinámica.

Estas áreas, como ya se ha explicado anteriormente, serán las Zonas Núcleo de la reserva de la biosfera propuesta.

A continuación se analiza más detalladamente la forma en que en el Parque Natural de Bardenas Reales se cumplen las tres funciones de las Reservas de la Biosfera, tal y como éstas se manifiestan en el artículo 3 de su Marco Estatutario.

Contribución a la conservación de los paisajes y a la biodiversidad de los ecosistemas
[Descríbanse y señálese la localización de los paisajes, los ecosistemas, los tipos de hábitat o de cobertura del suelo de especial importancia para la conservación de la diversidad biológica.]

El Parque Natural de Bardenas Reales entra a formar parte de una Red de Espacios Naturales, “poco transformadas por la explotación u ocupación humana que, en razón a la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, de su fauna o de sus formaciones geomorfológicas, poseen unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente”.

La conservación y mejora de los recursos naturales, el mantenimiento y funcionalidad de los ecosistemas y la protección de especies y los hábitats, especialmente de aquéllos incluidos en catálogos de protección regionales, nacionales o europeos, constituyen uno de los primeros objetivos del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural.

El interés de la conservación de la flora y vegetación, del paisaje y en definitiva de los ecosistemas de Bardenas ha sido puesto de manifiesto en diversos trabajos (ver Bibliografía) y por supuesto en la gestión de su territorio. El Plan de Ordenación, en estrecha relación con las Ordenanzas de la Comunidad de Bardenas Reales, sirve de herramienta para aplicación de la Ley Foral de Espacios Naturales que establece un marco jurídico propio y se articula teniendo en cuenta las previsiones de la legislación básica del Estado y de las Directivas comunitarias medioambientales (en especial de la 92/43, de 21 de mayo, relativa a la Conservación de Hábitats Naturales y a la Flora y Fauna silvestre, aplicable desde mediados de 1994, y de la 79/409/CEE relativa a la Protección de las Aves Silvestres). Asimismo, integra y armoniza la normativa sobre espacios naturales con el extenso entramado jurídico urbanístico-territorial y medioambiental que, en los últimos años, ha promulgado la Comunidad Foral, especialmente con las determinaciones de las Leyes Forales de Protección y Gestión de la Fauna Silvestre y sus Hábitats, de Ordenación del Territorio y Urbanismo y de Protección y Desarrollo del Patrimonio Forestal de Navarra.

En el proceso de aplicación de la Directiva 92/43 CEE de Hábitats, se ha realizado un Inventario Nacional de Hábitats (Ministerio de Medio Ambiente) con cartografía de los hábitats de interés y prioritarios presentes en España (Anexo I de la Directiva) y con valoración de su naturallidad, en el que como hemos apuntado anteriormente, figura la vegetación Bardenera.

Asimismo Bardeas Reales reúne un gran número de hábitats prioritarios para proponer este territorio como sitio de Especial Conservación y Lugar de Importancia Comunitaria de la Red Natura 2000: como son los Matorrales halonitrófilos, Pastizales xerofíticos anuales y vivaces, matorrales Mediterráneos con genistas, matorrales halonitrófilos mediterráneos, fruticedas de juniperos, estepas salinas, tarayares y espinares en ramblas, juncales mediterráneos, praderas juncales halófilas mediterráneas y vegetación anual primocolonizadora de suelos brutos salinos.

Entre los hábitats de interés no prioritarios, en Bardenas se concentra más del 50% de ellos en el caso de los ontinares y sisallares (71.2%), matorrales de sosa (68.7%) y tamarizales (53.4%). Otro tipo de comunidad bien representada son las comunidades de Salicornia patula, con un 35.5% de la su perficie de este hábitat en Navarra.

Si bien estos son los hábitats de interés de acuerdo con la Directiva de Hábitats, las restantes comunidades de Bardenas también presentan interés desde el punto de vista regional, los pinares, coscojares, sabinares y jarales tienen relevancia por su carácter de formaciones maduras con capacidad formadora y protectora del suelo, precisamente en una zona de Navarra donde los matorrales altos y los bosques son muy escasos (Ministerio de Agricultura 1994). Por otra parte, los jarales de Cistus laurifolius sólo se encuetran en la localidad bardenera dentro de Navarra.

La vegetación de charcas y balsas es interesante dada su escasez en Bardenas y además por albergar en algún caso taxones amenazados.

En el ámbito de proteción de elementos arqueológicos, etnográficos y culturales debe considerarse la presencia de 267 yacimientos de etapas que comprenden desde el IV milenio antes de Cristo, pasando por la Edad de Bronce, la de Hierro, la época Romana, el Medievo y otras etapas hasta nuestros días. La red de vías pecuarias y las diferentes estructuras relacionadas con la explotación ganadera tradicional están catalogadas por la protección legal de Patrimonio Histórico con la denominación de Enclaves singulares o Categoría 1, y Areas de protección o Categoría 2.

En este sentido las medidas de conservación propuestas pasan por la realización del Estudio de necesidades del Patrimonio Histórico, para determinar las medidas más urgentes de cara a su conservación y/o integración, comprendiendo la preservación, el conocimiento y la difusión de su patrimonio.

Conservación de la biodiversidad de las especies
[Enumérense las especies (con sus nombres científicos) o los grupos de especies de especial interés para la conservación de la diversidad biológica, en particular si son raras o están amenazadas de desaparición; utilícense, de ser menester, hojas suplementarias.]

El interés botánico de la flora y vegetación bardenera está relacionado con la singularidad climática de la Depresión del Ebro, caracterizada por una aridez que ha permitido el mantenimiento de comunidades y especies de carácter estepario. La vegetación más interesante viene representada en Bardenas por especies de carácter halófilo mediterráneo-continental, por ser especies adaptadas a vivir en un medio tan dificil como el salino, por los bosques mediterráneos endémicos de Juniperus sp. pl. (sabinares) y por pastizales mediterráneos xerofíticos anuales y vivaces (lastonares y pastos terofíticos).

En cuanto a la fauna, la comunidad de aves supera el centenar de especies, destacando las rapaces, con veinticuatro especies presentes habitualmente y las esteparias, como la Avutarda, (Otis tarda), el Sisón (Tetrax tetrax), el Alcaraván (Burhinus oedicnemus) y la Ganga (Pterocles alchata) entre otras, incluídas en su mayoría en el Anexo I de la Directiva de Aves 79/409.

También se encuentran en Bardenas numerosas especies de invertebrados como caracoles, con doce especies inventariadas y cangrejos, representados por dos especies introducidas. Entre los peces, que se encuentran en las masas de agua de carácter permanente destaca el barbo de Graells (Barbus graellsi) especie endémica de España. En cuanto a los anfibios también ligados a los puntos de agua, han sido detectadas ocho especies, de entre los cuales cinco están inluídos en el Libro Rojo de los Vertebrados de España, protegidas por el RD 439/90 y cuatro estrictamente protegidas por la Directiva Hábitats CEE 43/92.

Entre los mamíferos, las especies presentes ascienden a veintiocho, de las que ocho corresponden a micromamíferos como por ejemplo el lirón careto (Eliomys quercinus), nueve son murciélagos como el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum), el murciélago rabudo (Tadarida teniotis) y otros, y los once restantes son macromamíferos, como el gato montés (Felis silvestris) y la gineta (Genetta genetta) entre otros.

Pero el territorio bardenero no es sólo importante por la presencia de especies de gran como las citadas, a pesar del aspecto desolado que presenta este territorio, sino también por haberse mantenido a lo largo de los años los usos tradicionales de la tierra, como son la trashumancia, en el sector ganadero, y la agricultura de secano realizada en año y vez.

En el Anexo 2. se incluye el Formulario para la propuesta de Bardenas Reales como Lugar de Importancia Comunitaria, en el que se enumeran tanto los hábitats de especial interés como las especies de aves presentes que figuran en el Anexo I de la Directiva 79/409/CEE y los mamíferos, anfibios y reptiles que figuran en el Anexo II de la Directiva 92/43/CEE, así como otras especies importantes de Flora y Fauna.