INICIO
Bardenas Reales de NavarraComunidad de BardenasParque NaturalReserva de la BiosferaTurismo y ServiciosInformación Activa
 
 

El Programa MaB
   

- ¿Qué es MaB?

Red de Reservas de la
Biosfera

 

- ¿Qué es una reserva?
   

- En el mundo

 
   

- En España

 
La Reserva de la Biosfera de Bardenas Reales
   

- Resumen

 
   

- Situación y dimensiones

 
   

- Uso de la tierra

 
   

- Población

 
    - Características físicas  
    - Características biológicas  
    - Función de conservación  
    - Función de desarrollo  
    - Función de apoyo logístico  
    - Usos y actividades  
Bibliografía

 

 
     
 
USOS Y ACTIVIDADES
 
 

Zona(s) núcleo
Comprende los lugares declarados como Reserva Natural de “Rincón del Bu” (RN-36) y Reserva Natural de “Caídas de la Negra” (RN-37) y protegidos según la Ley Foral 6/1.987.y suman un total de 2.386 hectáreas con el fin de conseguir la preservación y mejora de determinadas formaciones o fenómenos geológicos, especies, biotopos, comunidades o ecosistemas, permitiéndose la evolución de estos según su propia dinámica.

Expónganse los usos o actividades en la(s) zona(s) núcleo:

Las actividades permitidas en estas Reservas, según su Plan de Uso y Gestión, contemplado en el Decreto Foral 230/1998, de 6 de julio, tendrán como objetivo conservar en su estado actual los valores naturales de estas zonas, permitiéndose la evolución de éstos según su propia dinámica y autorizando únicamente las actividades destinadas a la mejora y conservación de dichos valores, así como los usos tradicionales existentes con anterioridad a su declaración como Reserva (agricultura de secano en año y vez, ganadería extensiva y caza según el Plan de Ordenación Cinegética), y que se demuestran compatibles con la conservación, mejora y fomento de los valores naturales así como con los objetivos de conservación de las zonas Núcleo de las Reservas de la Biosfera.

Las actividades didácticas evitarán las zonas fuera de las vías de acceso existentes.

La gestión de las masas forestales se realizará de acuerdo únicamente con el principio de persistencia del monte, sin que prevalezcan condiciones de índole económica en la determinación de la fórmula principal de masa, edades de cortabilidad, métodos de corta, localización de cortas y otros.

Se debe controlar el acceso a los acantilados en la época crítica de febrero a junio.

Eventuales efectos negativos en la(s) zona(s) núcleo de los usos o actividades existentes en ella(s) o fuera de ella(s):

Como se explica más adelante, concretamente en el punto 16. 3.1. la afluencia de personas a Bardenas Reales, que en ocasiones como Semana Santa y fines de semana de primavera llega a ser masiva, ha traído consigo problemas sobre el medio natural relativas a la alteración de los estados erosivos, debido a la introducción incontrolada de todo vehículos todo terreno, perturbación de la fauna en lugares críticos, y trayendo nuevas afecciones como riesgo de incendios y depósitos de basuras, principalmente en las zonas más emblemáticas, que suelen coincidir con las más de mayor protección y vulnerabilidad.

También se producen daños en la invasión de tierras cultivadas y sobre los rebaños, al ser perturbados por vehículos 4 x 4 aunque en la actualidad los itinerarios para estos vehículos están regulados.

Zona(s) tampón
Se corresponde con las Zonas periféricas de protección de las Reservas Naturales de “Rincón del Bu” (RN-36), “Caídas de la Negra” (RN-37) y 157 ha de las 250 de la Zona periférica de protección del “Vedado de Eguaras” (RN-31), todas ellas legalmente protegidas por la Ley Foral 9/1.996, de 17 de junio, de Espacios Naturales de Navarra y con las Zonas de Especial Protección para las Aves propuestas “Rincón del Bú-La Nasa-Tripa Azul” y “El Plano-Blanca Alta”.

Expónganse los usos de la tierra y las actividades económicas principales en la(s) zona(s) tampón:

Se definen las primeras como lugares con valores ecológicos elevados que se declaran como tales para conseguir la preservación y mejora de determinadas formaciones o fenómenos geológicos, especies, biotopos, comunidades o ecosistemas, permitiéndose la evolución de estos según su propia dinámica.

Según su régimen especifico de protección, indicado en el Articulo 18 punto 3, de la Ley Foral 9/1,996, en estas Zonas Periféricas de Protección se permitirán, entre los usos no constructivos, sólo aquéllos vinculados a la investigación, educación ambiental y divulgativos, a la ejecución de infraestructuras de interés general o de utilidad pública, los usos agrícolas y ganaderos que se vinieran realizando y sus mejoras, cuando resulten compatibles con la protección del espacio natural, el aprovechamiento forestal conforme a los proyectos de ordenación o planes técnicos forestales, los cinegéticos conforme a los planes de ordenación cinegética, las prácticas deportivas que el Plan de Uso y Gestión considere compatibles con la conservación de la naturaleza, y las construcciones vinculadas a investigación o educación ambiental, así como excepcionalmente, las construcciones e instalaciones vinculadas a los aprovechamientos agrícolas, ganaderos o forestales que deban desarrollarse en suelo urbanizable y que no la deterioren gravemente.

Asimismo las Zonas de Especial Protección para las Aves vendrán reguladas según las Directivas 79/409/CEE y la 79/43/CEE y los artículos 22 a 44 de la Ley Foral 10/1994 de Ordenación del Territorio y Urbanismo.

Se trata de asegurar que en un futuro se sigan dando los mismos usos tradicionales del teritorio que han hecho posible que Bardenas pueda optar hoy a proponerlas.

Eventuales efectos negativos a corto y largo plazo en la(s) zona(s) tampón de los usos o actividades existentes en ellas(s):

Las afecciones producidas en las zonas tampón coinciden con las de la zona núcleo, es decir, las derivadas de la presencia humana, como pueden ser la perturbación de fauna amenazada en épocas críticas, la alteración de la erosión, como consecuencia del tránsito de vehículos todo terreno de forma incontrolada, el abandono de basuras y la perturbación al ganado y destrucción de siembras con la consiguiente merma para sus cosechas.


Zona de transición
Como Zona de Transición se han incluido la Zona agrícola extensiva, la Zona agrícola extensiva especial, la Zona agrícola intensiva, la Zona ganadero-forestal, Zonas de usos especiales y la Zona de Acondicionamiento turístico y recreativo, definidas en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y descritas en el punto 4.5 de este documento.

Esta Zona de Transición corresponde a todo el territorio del Parque Natural sin incluir las dos Reservas Naturales y las Zonas Periféricas de Protección , tanto de estas dos Reservas, como la parte de Zona Periférica de Protección del Vedado de Eguaras, incluida en los límites del Parque.

[La Estrategia de Sevilla concedió una mayor importancia a la zona de transición ya que se trata de la zona donde han de tratarse las cuestiones clave sobre medio ambiente y desarrollo de una región determinada. La zona de transición no tiene, por definición, una delimitación espacial sino que cambia de tamaño según los problemas que van surgiendo con el tiempo. Descríbase brevemente la zona de transición tal y como está prevista en el momento de la propuesta, los tipos de cuestiones que han de tratarse en ella a corto y largo plazo. El tamaño debe mencionarse sólo a título indicativo.]

Expónganse los usos de la tierra y las actividades económicas principales en la(s) zona(s) de transición:
Los usos reconocidos y permitidos en esta Zona de Transición serán todos los que se han venido realizando de forma tradicional en éste territorio, que son la agricultura de secano año y vez, ganadería extensiva y caza.

Usos Agrícolas
La agricultura es en la actualidad el primer uso en orden de importancia en la Bardena. No obstante, las iniciales concesiones reales de aprovechamientos a los pueblos, no citaban el derecho a roturación y cultivo. Referencia a la historia de la Agricultura en Bardenas (Preguntas 9 y10).

La Bardena supone un notable aumento de la superficie agrícola disponible para pueblos congozantes. Este incremento es mas importante en cuanto a secano, ya que la superficie de este cultivo en los pueblos alcanza 44.364 Ha y la Bardena la incrementa en otras 20.526 Ha, lo cual supone un incremento de tierra de secano del 46%. La importancia global del regadío es mucho menor, ya que los pueblos disponen de 41.481 Ha y la Bardena aporta 1.460 Ha , menos del 4%.

Comenzando por el secano, podemos estimar la importancia económica que llega a suponer, tomando como referencia las producciones asignadas en el Plan de Regionalización y un precio de la cebada de 21 pts/kg. Con estas consideraciones resulta que el valor bruto de la cosecha total en el secano bardenero, alcanzaría la cifra de 365.213.840 pts.

Procediendo de igual manera con el regadío, suponiendo que toda su superficie se cultivara de maíz, dado que toda la comarca cuenta con un rendimiento de 6.500kg/Ha y un precio de 25 pts/kg., la cosecha total tendría un valor bruto de 237.302.000 pts.

Por todo ello y sin tener en cuenta la escasa superficie dedicada a otros cultivos, la producción agrícola anual de la Bardena puede estimarse en unos valores brutosaproximados de 602.515.840 pts, con una media de 344.689 pts para cada uno de los 1.748 agricultores de Bardenas.

En función de las superficies de cada tipo de cultivo y el canon anual de cada uno resulta que la Comunidad recauda 2.410.426 pts por el secano de primera categoría ; 6.360.379 pts por el de segunda; 9.460.378 pts por el de tercera; 3.559.486 pts por el regadío y 269.801 pts por viñas, esparragueras y almendros. La suma total de los ingresos de la Comunidad en concepto de agricultura es por tanto de 22.060.470 pts, lo que aproximadamente supone un 3,66% de la cosecha bruta y una media de 12.620 pts por agricultor.

Importancia económica de la Ganadería en la Bardena
El censo ganadero medio a lo largo del año en la Bardena es de 38.259 ovejas. Según las estimaciones técnicas y las encuestas realizadas a los propios ganaderos, el numero medio de días a lo largo del año en los que el ganado obtiene su ración completa en Bardenas, llega a ser hasta de sesenta. Esto supondría 2.295.540 U.F.L (Unidad Forraje Leche, que es la cantidad de energía que necesita una vaca para producir un litro de leche.

En práctica, una oveja de 50 kg. necesita una media de 1,1 U.F.L diarias.

El resto del año, 305 días, obtendría únicamente un tercio de la ración, la correspondiente al “volumen”, lo cual supondría 3.889.665 U.F.L.

El producto bruto anual de la oveja es de 15.117 pts. y sus necesidades anuales de 400 U.F.L.. Con estas consideraciones, la Bardena aporta 6.185.205 U.F.L.

Dividendo esta cantidad por las 400 U.F.L anuales necesarias por oveja y multiplicando el resultado por las 15.117 pts. de producto bruto, obtenemos un total de 233.754.360 pesetas al año, que podríamos denominar ”cosecha ganadera” de la Bardena.

Dado que el numero de cabezas varia de unos a otros, vamos a calcular la aportación económica de la ganadería en base a las cifras medias obtenidas en los cinco últimos años.

Así, como el numero medio de ovejas y cabras en la primera temporada es de 83.877 y el importe por cabeza es 66 pts. su aportación es de 5.535.882 pts. Respecto a las vacas, son 311 en primera temporada y multiplicado por 660 pts. resultan 205.260 pts. Por lo tanto los ingresos de la primera temporada son 5.741.142 pts.

Respecto de la segunda, 52.390 ovejas y cabras a 86 pts. resultan 4.505.540 pts. y 375 vacas a 860 pts. son 322.500 pts. El total de la segunda temporada es entonces de 4.828.040 pts.

Sumando las cantidades de ambos periodos, obtenemos que los ingresos obtenidos en concepto de ganadería por Comunidad de Bardenas son de 10.569.182 pts. al año.

Usos forestales
En el Segundo Inventario Forestal Nacional (Ministerio de Agricultura, 1.994) el territorio de Bardenas se considera perteneciente a cinco categorías en cuanto a sus usos: Forestal arbolado, Forestal arbolado ralo, Forestal desarbolado, Cultivos e Improductivo.

A efectos de la Ley Foral 13/1.990 de protección y desarrollo del patrimonio forestal de Navarra son aprovechamientos forestales los maderables, los leñosos, los pastos, frutos, plantas aromáticas y medicinales, setas, trufas, productos agrícolas y demás productos de los montes.

De éstos aprovechamientos los maderables son inexistentes y la extracción de leña está regulada por las Ordenanzas de Bardenas, que establecen el derecho de todos los congozantes a extraer leñas, en terrenos no vedados, y que prohibe el arranque de pinos, sabinas y sisallo.

La recolección de frutos o semillas por parte de viveristas y la de plantas aromáticas y medicinales deberían ser regulados, de tal forma que la vegetación no vea mermado su estado de conservación.

Las actuaciones de repoblación en Bardenas son escasas. Se considera que para conservar, mejorar, y aumentar la cubierta vegetal es preferible que se alcance favoreciendo la dinámica natural de la vegetación mediante el control de los diferentes usos. En el caso de que se considere necesaria la revegetación, se tendrán que emplear especies propias de la zona, las plantas y semillas utilizadas deberán contar con una certificación de origen que garantice su proveniencia del territorio y en la preparación del terreno para las labores de revegetación, deben aplicarse las técnicas menos perjudiciales para la cubierta vegetal y el suelo.

Usos Cinegéticos
La caza ha existido siempre en Bardenas. En la actualidad el número de tarjetas de caza se ha estabilizado en torno a las ochocientas, lo que supone unos ingresos anuales de entre 4,5 y 5 millones de pesetas para la comunidad de Bardenas.

Usos piscícolas
La pesca no se puede considerar como un uso tradicional en Bardenas, ya que hasta 1.995 esta actividad se realizó de forma puntual y por iniciativa individual de algunas personas. La construcción del Embalse del Ferial supuso una oportunidad decisiva para el desarrollo de este nuevo aprovechamiento. De hecho, la Comunidad de Bardenas firmo en 1.993 un convenio con el departamento de Obras Publicas, mediante el cual todos los usos compatibles con la existencia de este embalse, salvo el uso del agua para riego y abastecimiento, serian gestionados por la Comunidad de Bardenas.

Fruto del mencionado convenio, tal y como ocurre con otros aprovechamientos, el ejercicio de la pesca se reserva para los vecinos congozante de Bardenas. La primera temporada piscícola tuvo lugar en 1.996, año en el que se extendieron un total de ciento diez tarjetas y su importe total fue de trescientas setenta y seis mil pesetas.

En 1.997 el número de tarjetas descendió a noventa y siete y su importe a ciento setenta y cinco mil pesetas. En el futuro, dado el carácter turistico-recreativo de la zona del Ferial y para favorecer su desarrollo, debería estudiarse la posibilidad de extender un numero determinado de tarjetas para pescadores no congozantes.

Junto a la tarjeta de pesca, se suministra a los pescadores fichas para la anotación de los resultados obtenidos y en los aparcamientos se han colocado los buzones donde deben depositarse. La colaboración obtenida ha sido muy escasa, por lo que no se dispone de mas información.

Usos turísticos
La Bardena ha sido desconocida hasta hace poco tiempo, pero las recientes publicaciones, películas y reportajes realizados, han hecho que numerosas personas del resto de Navarra, otras Comunidades e incluso de países cercanos, quieran conocer este territorio tan particular. En un principio, decenio de los ochenta, la mayoría de las visitas tenían como fin el carácter aventurero con coche y motos todo terreno. A comienzos de los noventa, coincidiendo con el “boom” de las bicicletas de montaña, la Bardena se convirtió en un territorio ideal para la práctica de ese deporte, por su fácil acceso, poco tránsito, escaso riesgo y buen clima.

Otros usos
Además de los usos mencionados, las Ordenanzas de Bardenas prevén los siguientes:
• Extracción de cal y yeso: en la actualidad han desaparecido.
• Extracción de leña.
• Extracción de piedra.

Apicultura:
Es un uso tradicional que antaño se realizaba en muchos parajes en los que la vegetación natural, por su cobertura, permitía el desarrollo de esta actividad, como la Nasa, la Negra, zonas de la Blanca y cercanías del barranco de Tudela.

Extracción de estiércol:
Es considerado en las Ordenanzas como un bien de la Comunidad y no del ganadero.

Nuevos usos

Energías alternativas

• Energía eólica: la Comunidad Foral Navarra regulado el procedimiento de implantación de parques eólicos que afecten a su territorio, mediante Decreto Foral 125/1.996, de 26 de Febrero

• Energía hidroeléctrica: La Acequia de las Cinco Villas nace en territorio aragonés y procede del Canal de la Pardina. Esta acequia penetra en territorio de Bardenas en su zona Este Central, crea en su kilómetro 15,5 un salto de agua, ubicado en término de Bardenas y vuelve a salir a territorio aragonés en su kilómetro 16,5 por lo que apenas discurre mil metros en nuestro territorio. La instalación de una central hidroeléctrica en dicha zona es compatible con los usos determinados en este proyectos, por lo que se considera autorizable dicha actividad, previo procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental y estudio de Afecciones Ambientales.

• Energía solar: A pesar de que en la actualidad no existen proyectos relacionados con la producción de energía solar en Bardenas, este proyectos debe prever su posible instalación futura, de modo armónico con los usos indicados en el Plan de Ordenación.

Otros usos

Al crearse las figuras de protección definidas en este proyecto, se pueden limitar los usos futuros que pretenda realizar la Comunidad de Bardenas Reales, en relación a algunos usos que difícilmente tendrían cabida dentro de las figuras propuestas.

Por ello, se considera conveniente establecer una zona en la periferia de Bardenas, que cumpla las condiciones de tener buena accesibilidad, facilidad de instalación de infraestructuras, contar con anteriores procesos de degradación y/o escaso valor natural.

Eventuales efectos negativos de los usos o las actividades en la(s) zona(s) de transición:
Los principales efectos negativos los produce el uso turístico. La presencia humana que en ocasiones como Semana Santa y fines de semana de primavera llega a ser masiva, ha traído consigo la siguiente problemática.

• Sobre el medio natural, en el pasado los lugares con mayor afluencia de vehículos eran barrancos, grandes cabezos, cortados y espacios protegidos, al ser estos los mas destacados en las diferentes publicaciones. Esto coincide con los parajes mas utilizados para la reproducción por muchas especies. En la actualidad todos estos usos junto con la acampada incontrolada, están vigilados y regulados por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales.

• Sobre los usos tradicionales: dado que gran parte del tránsito se hace campo a través, se invaden tierras cultivadas con el consiguiente daño a las cosechas.

Sobre la caza no solo se producen molestias en las épocas criticas de reproducción, sino también sobre el propio ejercicio cinegético, con el consiguiente riesgo para las personas.